23 jun. 2010

A VECES SOBRAN LAS PALABRAS

- Abrázame-


Esas palabras hicieron que todo pensamiento coherente que quedaba en mi cabeza desapareciese como arte de magia. No entendía el porque de esas palabras y sentía que la cabeza me estaba apunto de estallar. Tenía muchas preguntas y ni una respuesta pero lo único que hice fue levantar la mirada. Eso fue mi perdición. Al encontrarme con sus ojos cualquier duda anterior que albergase en mi cabeza desapareció. Pero lo que vi me dejo paralizada. Sus ojos expresaban un dolor tan antiguo como profundo y un amor inmenso e inexpresable con palabras juntamente con una mirada suplicante, como si un roce de mi piel contra la suya fuese lo único que pudiese aliviar un poco su dolor. Ese dolor provocó en mí una reacción inexplicable, como una necesidad. Ese dolor hizo que quisiera consolarlo costase lo que costase y eso me asustó. Transformando su pena en la mía lo abracé con todas mis fuerzas, como si la vida se fuese de mis manos si no llegaba a él. Él se ciñó a mi cintura y me correspondió al abrazo. Fue como si miles de mariposas de libraran en mi estómago. Nunca me había sentido tan bien. Lentamente, como si fuera de cristal, me recostó en el sofá sin dejarme, hasta que él quedo encima de mí. Me aferré a él, temiendo que si no lo mantenía junto a mí desaparecería como un sueño y solo dejaría las sensaciones que me provocó, pero el sonido de su voz hizo que me diera cuenta de que esto era real, de que él era real.

-Bésame-

Sus ojos estaban clavados en los míos esperando una respuesta, nuestras respiraciones se entremezclaban y nuestros labios estaban separados solo por el espacio de una hoja de papel. Al ver que no reaccionaba acercó su boca a la mía y nuestros labios se encontraron. No fue un beso, solo un ligero roce como el de una pluma, que hizo que mi cuerpo se estremeciera y que mi corazón alcanzase una velocidad de vértigo. Emití un suspiro. Me estaba diciendo que lo hizo para demostrarme que no me presionaría, para aliviar la pena que le consumía y para demostrarme que aún tenía opción de elegir. Pero yo ya hacía tiempo que había elegido. Antes de que pudiera apartarse, coloqué mis brazos alrededor de su cuello y volví a juntar nuestros labios. Su primera reacción fue de sorpresa pero no tardó en dejarse llevar por el contacto de nuestros labios. Nuestros cuerpos se complementaban perfectamente y se unían como dos piezas de puzzle que han estado hechas para encontrarse. Su boca se movía al compás de la mía haciendo que nuestras respiraciones se volviesen irregulares y que una corriente eléctrica atravesase nuestros cuerpos. Nuestro beso pasó de ser algo dulce a algo ardiente y apasionado. Más el deseo antiguo que la necesidad ya aplacada. No quería separarme nunca. Sus manos alrededor de mi cuerpo dejaban llamas allí donde se habían posado. Lentamente, ignorando el paso del tiempo, se separó de mí. Me hizo alzar los ojos y al mirarlo fijamente percibí aún el deseo reprimido en sus ojos, esperando una respuesta por mi parte. En ese momento supe que no tenía que decir nada, la respuesta ya la encontró en mi mirada. Luego volvió a mis labios, que ya le estaban esperando con impaciencia. Ese día sobraron las palabras.

9 comentarios:

  1. Laia, te felicito por tu trabajo en la historia. Es fascinante e inexpresable.
    Espero que pronto publiques otra.

    Felicidades i un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar
  2. Nena! M'has deixat parada! Escrius molt bé! Crec que ets una gran promesa literària. Ànims! Segur que ben aviat veurem algun treball teu publicat!!

    ResponderEliminar
  3. M'agrada molt... Fes-ne més mencanten!!

    ResponderEliminar
  4. Qué bonito Laia!!!Tienes potencial,no dejes de escribir,pero cuidado con las faltas en castellano!Guapa,escribe mucho y sobre todo disfrútalo!!!

    ResponderEliminar
  5. Gràcies Laia, ets molt generosa i les teves paraules són delicadament suggerents, tens molt dins teu, no t'ho guardis. T'animo a seguir escrivint i experimentant amb el text, se’t dona molt i molt bé. Ara entenc el talent de la Judit, ho porteu dins vostre, mmm.... a veure si ens escrius alguna escena de teatre per el curs vinent ;) jajaja. Petonets. Marta.

    ResponderEliminar
  6. Brillante!!!; Masssss :) (de tu admiradora secreta)

    ResponderEliminar
  7. :)
    Mmm, me encantan los relatos erótico festivos y las novelas y las películas, jejeje. La frase del puzzle es muy bonita :)
    :D Espero que subas más relatos y poco a poco le vayas dando forma a este lindo blog.
    Un abrazoooo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PD: la cabecera es de las más bonitas que he visto :) y he visto muuuuchas :D

      Eliminar
    2. Muchas gracias guapa ;) La verdad es que esta historia la escribí hace dos años de un sueño que tuve y me da un poco de vergüenza pero también me da pena borrarla... La verdad es que estuve muchas horas haciendo cabeceras hasta que me vino esta idea! Me pone muy contenta saber que mi esfuerzo vale la pena!
      A partir de ahora quiero currarmelo :)

      Eliminar